¡ANTES DE QUE TU EMPRESA “CREA QUE ES INNOVADORA” EMPIEZA POR LEER ESTO!

Foto: Werner Du plessis en Unsplash

Ahora, probablemente más que nunca en la historia de la humanidad, la innovación es considerada ya no solo estratégica sino la que define si una empresa sigue en el mercado o desaparece. En mi experiencia como consultor en innovación considero que hay demasiada confusión con respecto a qué es innovación y qué no. Así que cito el que es para mí uno de los mejores frameworks de Innovación: Condensado y traducido del Libro: Ten Types of Innovation: The Discipline of Building Breakthroughs 1st Edition | Doblin | Deloitte. Por Larry Keeley.

Lo bueno es que con este artículo, con un título que parece soberbio, lo que busco es llamar la atención de la gente. Hay toda una confusión con respecto a la Innovación. Tranquil@s, de acá para abajo nada es de mi autoría, pero leo mucho y a los mejores. Acá lo tienen para que ustedes mismos saques sus propias conclusiones.

Primero: ¿Qué es innovación?

Según Clayton Christensen, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, la innovación es el proceso por el cual las empresas se esfuerzan por satisfacer las necesidades de los clientes mediante la creación de soluciones nuevas o mejoradas, y por lo tanto, la innovación es la herramienta más importante para el crecimiento económico y la creación de empleo. Christensen sostiene que la innovación puede ser disruptiva o sostenible, y que las empresas deben tener una estrategia clara para gestionar y fomentar la innovación en su organización.

Consideraciones sobre la Innovación

  1. La innovación no es invención: La innovación puede implicar invención, pero también requiere de muchas otras cosas, incluida una comprensión profunda de si los clientes internos necesitan o desean esa invención, cómo puede trabajar con otros socios para entregarla y cuál será su retorno de inversión y en qué tiempo.
  2. Las innovaciones tienen que ganarse la vida En pocas palabras: las innovaciones tienen que devolverle valor al negocio (no solo medirse por su impacto financiero que tiende a ser lo común). Nos gusta definir la viabilidad de una innovación bajo dos criterios fundamentales: La innovación debe ser capaz de sostenerse a sí misma y devolver su costo de capital bien sea cualitativa o cuantitativamente.
  3. Muy poco es realmente nuevo en innovación: Con demasiada frecuencia, no nos damos cuenta de que la mayoría de las innovaciones se basan en avances anteriores. Las innovaciones no tienen que ser nuevas para el mundo, solo para un mercado, industria o empresa.
  4. Piense más allá de las soluciones: Las innovaciones deben ser más que soluciones tecnológicas específicas. Pueden abarcar nuevas formas de hacer trabajar, nuevos procesos, nuevas aproximaciones que le permitan ganar dinero de forma no tradicional (como generar un aumento de las acciones al mantener una excelente estrategia comunicacional), nuevos sistemas de producción, nuevos servicios, e incluso nuevas interacciones y formas de compromiso entre la organización y sus clientes, internos y externos.
  5. Saber dónde innovar es tan importante como saber cómo innovar: Identifique las oportunidades de innovación adecuadas y sea muy claro acerca de la naturaleza de la innovación que pretende crear antes de comenzar un proyecto.
  6. Primero aborde la regla de tres de la Innovación: Menor costo, menor tiempo máximo impacto.
  7. Luego aborde los problemas más difíciles: Enfóquese luego en los problemas grandes y retorcidos que no tienen una respuesta fácil. Esos son los problemas que más dañan a la empresa. Se trata de resolver problemas profundos de la empresa. Al innovar, concéntrese en las partes más difíciles de un concepto que debe hacer bien.
  8. Rechace respuestas incompletas: Habiendo aceptado grandes desafíos, sea paciente y trabaje para crear soluciones integrales. Busque formas de resolver las tensiones en lugar de recurrir a compensaciones.  Esto requiere que se sienta cómodo con la ambigüedad y que espere a que surjan las respuestas.
  9. La innovación no cuenta hasta que está en producción: No ha terminado el proceso de innovación hasta que se pone en producción. En este caso también aplica a contextos sociales o gubernamentales, donde haya ayudado a sus stakeholders de una manera nueva y mejor que sea sostenible (ambiental y socialmente) en el tiempo.
  10. Convierta la complejidad en simplicidad: Es fácil tomar algo simple y hacerlo complejo. Sin embargo, muy pocas innovaciones son defendidas por su complejidad. La mayoría de las mejores innovaciones son reconocidas por aportar elegancia y sencillez incluso a los problemas más espinosos. Innovar requiere identificar los problemas que importan y superarlos sistemáticamente para ofrecer soluciones elegantes.

 

Pablo Bermúdez | Experto en Transformación Digital
Knowmad, Growthhacker, Mistagogo, Empresario, Expositor, Futurista, Profesor, Poeta
Propietario y CEO de The Startup Factory. Experto en Transformación Digital.
E-mail: pablo@pablobermudez.com
Twitter: @pablober
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Blog: http://pablobermudez.com
Empresa: https://thestartupfactory.rocks